La promoción y gestión de la diversidad

Posted on 13 Feb, 2012 | 0 comments


Qué pasa cuando alrededor de una mesa hay 10 amigos de una Comunidad, surjen 5 ideas y los recursos son limitados o inexistentes? Es cuando surje la necesidad de desarrollar una eficiente promoción y gestión de la diversidad.

 

Antes que nada, es necesario eliminar los prejuicios y evitar cargar contra las ideas de otros. Las ideas son uno de los más preciados recursos, y por esta razón es necesario cuidarlas como si fueran oro. No importa que tan alocadas sean, muchas ideas pueden estar simplemente adelantadas en el tiempo. Subjetivamente hablando, el tiempo no es un accidente, es una construcción, y quienes convertimos el tiempo en acciones y construcciones somos los seres humanos que ampliamos nuestro horizonte de acción al futuro, algo que nos diferencia de otras especies, pudiendo así mirarlo, imaginarlo y convertirlo en posibilidades. Si entendemos esto, cuanto mayor sea el número de posibilidades que surjen de ideas, mayor será la posibilidad de generar sinergia. Pero por sobre todas las cosas mayor será la posibilidad de preveer.

 

La previsión es uno de los pilares de la nueva economía junto con la gestión de la diversidad. Preveer demanda, preveer necesidades, preveer accidentes, preveer la evolución, y preveer la diversidad.

 

Para hacer una buena gestión de la diversidad necesitamos estar preparados para promoverla y gestionarla. Precisamos entonces métodos y entornos en los cuales se pueda expresar abierta y libremente sin temor al ridículo. Precisamos luego métodos de registro y clasificación de las ideas, y luego un métodos de planificación y detección de recursos necesarios para llevarlas adelante. Finalmente métodos de seguimiento y de promoción de los avances y producciones..

 

Otro de los grandes desafíos dentro de la diversidad es la detección de similitudes entre ideas y proyectos que admitan o bien una integración o bien una interacción que beneficie a ambas partes, muchas veces multiplicando la velocidad de avance al compartir los aprendizajes, métodos, etc. Por esto es importante el método de registro y clasificación, porque al multiplicarse las Comunidades en el mundo muchas ideas van a surgir en simultáneo y la posibilidad rápida y cierta de encontrar a otros con iguales intereses sin duda va a permitir acelerar la evolución global.

 

Así entonces como marco general sabemos que para el planteo de ideas vamos a definir un espacio y un tiempo donde el grupo tendrá plena libertad. Primero se podría anotar en un listado quienes quieren exponer ideas nuevas, y así hacer el primer registro. Sabiendo la cantidad de expositores y el número de ideas, quizás surja la necesidad de organizar el tiempo y la cantidad de ideas que podrán ser expuestas en esa reunión donde de antemano se define el tiempo máximo de la reunión que debería ser respetado. Son entonces necesarios cuatro roles: un coordinador de la sesión que se define previo a la reunión, una persona que registre la idea, una que atienda a moderar la interacción y el trato entre los participantes (atender al surgimiento de imposiciones, degradaciones, violencias, o preconceptos que pudieran influir negativamente en la fluidez de la exposición y el intercambio), y el expositor de la idea.

 

Como usualmente la idea suele disparar una cadena asociativa de otras ideas, potencialidades y usos, puede ser necesario para optimizar el uso del tiempo que cada participante tome nota de las ideas que les dispara lo expuesto pero que no interrumpa en principio para de esta forma respetar el tiempo y espacio del expositor. Al terminar la exposición se le puede entregar las hojas con todas esas ideas al expositor y luego en otro momento y por otras vías hacer aportaciones o ampliaciones de esas ideas. Es importante que quede registro de esas aportaciones porque todo enriquece y son otras ideas que pudieran influir en la idea original o en otras personas que pudieran recrear nuevas versiones.

 

Ahora bien, promover la diversidad genera a su vez una necesidad de orientar dentro de lo posible la creatividad con la resolución de problemas puntuales. Esto no necesariamente genera barrera o límite alguno, sino que teniendo en claro cuales son las necesidades del conjunto, muchas ideas logran tener un sentido mayor conectando ambas puntas, y en otros, permite priorizar la acción para en lo posible ser más eficientes al aplicar la energía y los recursos disponibles. Si por ejemplo alguien expone una idea de realizar encuestas permanentes para conocer qué y cómo piensa la gente a fin de ajustar el mensaje, y a su vez el conjunto precisa difusión para captar recursos, se podría orientar la acción de las encuestas a detectar personas con mayor sensibilidad social o solidaria que podrían sumar recursos y eventualmente formar nuevas Comunidades. Así entonces es importante abrir una sesión de ideas habiéndose puesto de acuerdo la Comunidad de cuales son las necesidades y prioridades del momento.

 

Como las ideas no se convierten en acciones y producciones por sí mismas sin que medie la acción de miembros o allegados, la gestión de la diversidad también aplica a la gestión del conocimiento, la experiencia, habilidades y aspectos positivos de cada uno de los miembros que conforman la capacidad y limitaciones de esa Comunidad. Así entonces a la hora de definir los recursos necesarios para la concreción de una idea, hará falta tener previamente conocimento de estos recursos intangibles y su disponibilidad. Si contamos con personas con conocimiento en carpintería, un electricista, alguien que cuenta con una gran capacidad organizativa, una persona fuerte que puede mover objetos pesados, alguien que sabe de computadoras y sistemas, alguien que le gusta servir y atender al conjunto mientras se realizan las tareas, son todos aspectos muy importantes para que cada cual pueda aportar desde su vocación y sus aspectos positivos y sepamos con qué contamos y qué precisaríamos conseguir o pedir.

 

Ante un mundo uniformante y frustrante, ante un mundo que impide más de lo que facilita, ante un mundo que desprecia lo diferente y lo desconocido, ante un mundo plagado de ineficiencias, derroches e imposiciones violentas, la promoción y gestión de la diversidad abre la puerta al despertar de las más profundas y poderosas vocaciones que en complementación acelerarán la mejor evolución, la de un progreso de todos y para todos.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *