Plan municipal por la Propiedad de Uso

Posted on 9 Sep, 2012 | 0 comments


Todos para todosEste artículo pretende ser un borrador para un plan municipal extenso que permita a una municipalidad promover la Propiedad de Uso como un nuevo valor propuesto por Mundo Sin Dinero como método para:

  1. Reducir paulatinamente la dependencia del dinero aumentando la independencia y libertad de acción
  2. Aumentar la responsabilidad ecológica
  3. Reducir el consumismo inducido por los medios
  4. Enseñar a las nuevas generaciones el cuidado de los recursos
  5. Generar lazos solidarios
  6. Extender la vida útil de recursos a través de la puesta en valor en forma comunitaria
  7. Promover la responsabilidad social empresaria
  8. Desarrollar y mejorar sistemas informáticos y redes que brinden apoyo en la logística del manejo de recursos de libre acceso.

 

La Propiedad de Uso como un concepto evolucionado de propiedad y economía solidaria

 

La Propiedad de Uso (de aquí en más PdU) se basa en el concepto del círculo virtuoso de usar – cuidar – devolver – usar. Se “posee” mientras se necesita, se cuida y/o repara, y se pone en disponibilidad para que otra persona utilice ese recurso sin costo alguno. Quien dona un recurso, sea un juguete, un libro, una bicicleta, lo entrega con la condición de que no pueda ser poseída por una única persona, sino para ser poseída como un recurso socializado para toda su comunidad. En todos los casos una persona, familia, grupo o emprendimiento es seguro que tilizará ese recurso por un tiempo determinado. Así entonces el uso de sistemas informáticos permite a su vez determinar el tiempo aproximado en que ciertos recursos van a liberarse, y así prever la puesta en valor, disponibilidad y reasignación.

La PdU trabaja íntimamente ligada a otro gran valor solidario, el ideal de un “progreso de todos y para todos”, así entonces la economía solidaria ligada a la PdU propone la atención primaria de las personas y grupos que más rezagados se encuentran en su situación económica (entre otros aspectos) en la búsqueda de alcanzar el verdadero progreso humano de todos y para todos.

El “progreso de todos y para todos” es un anti-valor desde el punto de vista del sistema económico actual que promueve el consumismo, la competencia y la especulación sin límites con fines de lucro personal o sectario, generando una brecha cada vez mayor entre quienes acumulan recursos y quienes no lo logran. Pero siendo el dinero su principal medio de acumulación, la PdU promueve el paulatino desuso del dinero por cuanto los ciudadanos no se ven en la obligación de comprar una y otra vez recursos que existen sobradamente en la propia comunidad pero que por falta de un esquema solidario de propiedad se ven impedidos de ser reutilizados. El resultado final es la creación de una fuerte red ciudadana de solidaridad y preocupación por el bien común, generación de comunidades temáticas encargadas de administrar la puesta en valor de ciertos recursos (como ser amantes de las bicicletas), y la promoción de un sistema de apadrinamiento para recomponer el tejido social a partir de este trabajo solidario donde unos ciudadanos apadrinan a otros en una interminable cadena de personas que se preocupan por el progreso y evolución de por al menos una o dos personas, rompiendo al mismo tiempo con el aislamiento y el abandono que este estado de cosas ha ido generando.

Por qué un proyecto municipal

El Estado necesita progresivamente reconvertir su rol en la medida en que el poder real comienza a trasladarse a las comunidades que componen un municipio o alcaldía. Por otra parte, la propiedad socializada necesita de un marco legal y un pacto social que puede ser provisto y respaldado desde el Estado.

La actualidad muestra cómo el poder de reunión de personas dentro de una comuna se dispara alrededor de un único tema común sobre el cual los participantes tienen un interés común, una experiencia compartida, y un deseo por desarrollarlo. Potenciar estas comunidades de especialistas tiene un valor estratégico enorme en el marco de un experimento de economía solidaria basado en la PdU, ya que son estos especialistas y la unión de múltiples comunidades de especialistas que permite hacer realidad proyectos cada vez más ambiciosos gracias al apoyo del Estado y sus representantes junto con organizaciones sociales de base, colectivos y agrupaciones.

El Estado como coordinador de la comunicación, los recursos, y la devolución de la información resultante de esta nueva actividad económico-social cumpliría un rol de gran beneficio para todos los ciudadanos de la comuna y la comuna en general.

Podría objetarse que reducir la cadena del consumo también reduce el cobro de impuestos resultantes que el Estado requiere para sostenerse. Pero en la práctica, la reactivación del tejido social, la solidaridad y el voluntarismo, genera un beneficio tan importante que muchos recursos económicos podrían ser redirigidos y ahorrados generando así una progresiva reducción del presupuesto, o una mejor y más eficiente aplicación.

También podría objetarse que promover la reutilización de recursos sin costo en forma solidaria produciría un impacto negativo en el comercio y por ende en la economía local. Pero nuevamente en la práctica, la responsabilidad social empresaria le permite a empresas y emprendedores realizar donaciones que la comunidad valorará y sabrá retribuir comprando más allí donde se encuentre con empresas que se comprometen con el bien de la comunidad y sus ciudadanos, aportando también al círculo virtuso allí donde estas empresas y emprendedores puedan realizar su aporte. Por otra parte el ahorro que genera la acción solidaria permite que las familias cuenten con recursos monetarios que les permitirá adquirir otro tipo de elementos que el sistema aún no puede proveer en forma gratuita. Por caso quien se ahorra de comprar una cama para su hijo podrá utilizar ese dinero para adquirir un televisor más moderno, o bien la unión de familias podría permitirles adquirir una cortadora de césped de mayor capacidad para usarla socializadamente gracias al ahorro resultante.

 

Más información en el artículo “La Propiedad de Uso, un concepto evolucionado de propiedad“.

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *