El verdadero progreso humano

Posted on 2 May, 2014 | 0 comments


Querido amigo,

Como sabes te escribo desde una realidad humana muy distinta, al menos al momento en que lees esta carta,  y por momentos ha sido difícil lograr decidirme por cómo sería mejor contarte estos cambios, porque unos se conectan con otros y resulta difícil explicarte uno de ellos sin tener contexto de los otros, por lo que hacerlo de una forma lineal me resulta algo difícil, aunque no imposible! Así que aquí voy… espero hacerlo bien.

Una imagen que me sirve para explicarte todo lo sucedido es, la “Cinta de Moebius”. Esa cinta que se asemeja al símbolo de infinito, y tiene conectadas sus puntas de forma que el “adentro” y el “afuera” forma una sola cinta que al recorrerla se pasa constantemente de su interior, al exterior, y vuelta al interior en un ciclo constante.

Esto mismo es lo que ha ido pasando en el mundo en todos estos años. Las nuevas realidades se gestaron en la interioridad de los seres humanos que fueron expresándolas en el mundo, y ese nuevo mundo fue cambiando la interioridad de esas mismas personas. O bien puedes invertir el orden y también será verdad. Ese ciclo se fue repitiendo una y otra vez, generación tras generación, a lo que se sumó le intervención de algunas personas y grupos que supieron liderar cambios o acciones desde muy distintos campos, generando saltos evolutivos y de sensibilización que fueron importantísimos.

Lo que ya hoy muy probablemente notes al entrar en contacto con tu interioridad, con tus aspiraciones y con tus deseos, es que la realidad en la que vives te resulta con “sabor a poco”, algo opresiva, y que no te satisface en muchísimos aspectos. Aun cuando no tuvieras claro qué es lo que quisieras, ese sentimiento de “quiero más, puedo más, pero no se puede” te acompaña probablemente como trasfondo. En una forma muy sencilla podrás darte cuenta de que gastas buena parte de tu energía en cosas que no llenan tu interioridad, que no satisfacen tu hambre de crecimiento, tu hambre de hacer algo relevante, de poder desarrollarte plenamente y hacerlo junto a tu familia, amigos, vecinos…  gran parte de tu energía la debes aplicar a conseguir lo esencial para tu subsistencia y la de tu familia, o bien para lograr pagar tus estudios, o bien en conseguir y sostener las condiciones económicas para desarrollar tu vocación, o para conseguir llevar adelante una vejez digna.

Casi es como sentir que tu interioridad está dentro de un huevo y tú golpeando las paredes intentando encontrar quebrar esa cáscara ante esa necesidad de poder respirar oxígeno limpio y ver qué hay más allá. Pero aún cuando hubieras ya logrado comenzar a salir, y sintieses que estás en ese camino de liberación, chocarás con un mundo externo donde los condicionamientos materiales y humanos serán grandes. Pero sabrás descubrir que, como la Cinta de Moebius, no puedes aislarte y desarrollarte suponiendo que con eso podrás ser feliz, porque en ese proceso necesariamente deberás conectar con la humanidad que te rodea, y al hacerlo deberás entender que es necesario que toda mejora y toda evolución no quede solo en ti, sino que también llegue a quienes te rodean, y al mundo en su conjunto. Por tanto para mejorar por dentro, deberás mejorar el mundo que te rodea, y esa mejora, volverá a ti en un mayor avance, en una mayor comprensión, en un desarrollo completo de tu persona, en una mayor unidad interna.

Y para mejorar el mundo no puedes esperar a mejorar por dentro, porque es un proceso único y entrelazado. Debes avanzar en una dirección de cambio, y al hacerlo comenzará tu camino, no solo tu camino en la vida y el mundo, también tu camino de desarrollo y de evolución interna.

Esto ha sido un aprendizaje que dicho así parece muy sencillo!, pero créeme que nos ha llevado tiempo comprender, aceptar y adoptar. En mis tiempos, esto es un hecho y todos lo sabemos, pero las consecuencias de cómo cambia el mundo algo que parece tan sencillo y es a su vez tan enorme, espero sepas comprender, te lo contaré en otra carta.

Quería entonces poder contarte que comprender y adoptar esta necesidad de un cambio personal y social simultáneo ha sido algo fundamental para la evolución. Uno de las cosas que, por lo que he podido descubrir de lo conversado con mis maestros y aprendido de la historia, han marcado la historia dándonos una herramienta que fue fundamental para alcanzar un nuevo escalón de comprensión. En ese escalón aprendimos que no puede haber verdadero progreso humano si ese progreso no es de todos y para todos.

Te cuento que hoy nos encontraremos varias familias a compartir una merienda mientras los más jóvenes contamos o mostramos lo que desarrollamos en nuestras áreas de estudio y experimentación. A veces los más grandes también desarrollan algún aprendizaje o experiencia que nos pueda servir para el futuro. Lo hacemos una vez al mes y me gusta tanto conocer nuevas familias y escuchar nuevas experiencias… resulta tan inspirador y es tan lindo conocer a estas personas de la comunidad donde vivo, que me encuentro durante el mes por momentos mirando el calendario para saber cuanto falta para la siguiente!

Te mando un fuerte abrazo y te pido disculpas si te dejo en esta carta con ganas de leer más pero también es bueno que tengas tiempo de ir poco a poco interiorizando esto cambios que te voy contando.

Te escribo pronto!

Tu amiga del futuro

Kira

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *